domingo, 28 de octubre de 2012

Arquitectura y personajes








"Era medieval. Como una estatua gótica. Alto y refinado, con hombros que parecían mantenerse cuadrados gracias a un esfuerzo de voluntad, y cabeza un poco más inclinada hacia lo alto del nivel habitual de la visión, semejaba a esos santos exigentes que guardan los pórticos de las catedrales francesas. Bien educado, bien dotado de cuerpo e intelecto, seguía atrapado por cierto demonio que el mundo moderno conoce como egocentrismo, y al que los medievales, con visión menos precisa, veneraban como ascetismo. Una estatua gótica implica celibato, de la misma manera que otra griega implica goce, y quizá fuera eso lo que el señor Beebe quería decir."

Una habitación con vistas, E. M. Forster


"Otros setos de boj, más densos y altos, formaban un amplio óvalo recortado por nichos e interrumpido por estatuas; en el centro, dominando todo aquel espléndido panorama, se erguía la fuente, una fuente de las que uno espera encontrar en una piazza del sur de Italia; una fuente que, en efecto, fue descubierta allí hacía un siglo por un antepasado de Sebastian; descubierta, comprada, importada y reedificada en una tierra extraña aunque no hostil."
(…)
"Desde los días en que, de escolar, solía pasear en bicicleta por las parroquias cercanas a mi casa para obtener calcos de las inscripciones de bronce y fotografiar las pilas bautismales, había abrigado amor por la arquitectura y, aunque intelectualmente había realizado ese salto fácil que va desde el puritanismo de Ruskin al puritanismo de Roger Fry, en el fondo de mi corazón mis sentimientos eran insulares y medievales.
Así me convertí al barroco. Bajo aquella cúpula alta e insolente, bajo los techos artesonados, mientras paseaba por los arcos y frontones rotos hasta la sombra de las columnas, quedándome, hora tras hora, ante la fuente, interrogando a las sombras, trazando sus ecos persistentes, regocijándome con sus recargadas proezas de temeridad e inventiva, sentí como dentro de mí se desarrollaba un sistema nervioso totalmente nuevo, como si el agua que salía a chorros burbujeante de entre sus piedras fuera en verdad un manantial vivificador."

Retorno a Brideshead, Evelyn Waugh


"De hecho uno de sus planes, si Roberta se hubiera quedado en París durante las vacaciones, habría sido llevarla a Amiens, que según un libro que estaba leyendo era el Partenón del gótico. Enterarse de que era una fanática del románico fue otra sorpresa desagradable. Peter era fiel al gótico, que consideraba un descubrimiento personal, y además el hecho de que hubiera mucho en los alrededores, fácilmente accesible desde París en excursiones de ida y vuelta en un día, era para él un mérito adicional. No tenía nada en contra del románico, como lo demostraba que le gustara tanto Gislebertus, pero una chica que no sabía apreciar el gótico, probablemente tampoco apreciaría a Peter Levi, con su alta forma atenuada y sus enloquecidos vuelos."

Pájaros de América, Mary McCarthy

1 Daniel Day-Lewis en “Una habitación con vistas”
2 Catedral de Amiens
3 Museos Vaticanos (Roma) hecha por mí
4 Brideshead Revisited
5 Castle Howard
6 Piazza Navona (Roma) hecha por mí

jueves, 25 de octubre de 2012

Just today

But just for today.
LET GO
and
SLIDE AWAY

Personajes de la vida cotidiana: Pasajeros de colectivo (El Bondi)

La ciudad de Córdoba está llena de gente EXTRAÑA, ÚNICA y ESPECIAL. Y parece que estos personajes se cruzan siempre en mi camino. Personajes de la vida cotidiana. Hoy le toca el turno a: Pasajeros de colectivo (El bondi).

Personaje 1°: La Señora 
(Traducido al lenguaje coloquial: La vieja que se sube con cara de derrota para que los más jóvenes nos levantemos para darle el asiento, como si no lo supiéramos...)

Estas típicas abuelitas aparecen por lo general los días en que nosotros nos tuvimos que sentar en los primeros asientos porque no había más asientos atrás (cosa que nos obliga a levantarnos), los días en que estamos más cansados y ya no damos más (pero no podemos quedarnos sentados), los días en que vamos más cargados (bolsitas en las dos manos, la maqueta de la facu, el bolsito con la ropa de danza, los apuntes que no entraron en la mochila, el celu mientras escuchamos música... y nadie se digna a levantarse), los días en que las mujeres estamos con el periodo... sin comentarios... los días que el colectivo está hasta el techo de gente y justo conseguimos un asiento miserable... Este personaje siempre se sube en estas situaciones en las que en realidad tenemos ganas de mandarla a la mierda, pero no lo hacemos porque primero que puede ser nuestra abuela, y segundo porque el respeto social está por encima de todo. Claro que están aquellos otros que se hacen los imbéciles cuando aparece este personaje...

El falso personaje: La señora disfrazada. 
¡No se deje engañar! Tiene el pelo teñido (por lo general de un rojo muy feo tirando al zanahoria), anteojos de sol (muy top), labios pintados (de un colorcito delicado, como fucsia por ejemplo), delineador azul en los ojos (a veces hasta sombra y pestañas postizas), auriculares color naranja de los más grandes que vienen... Todo eso para parecer más joven que yo, que tengo 20 años... la diferencia es que este falso personaje tiene arrugas, y claro, hay que donarle el asiento.



Personaje 2°: La bella durmiente
(Más conocido como: dejá de hacerte el dormido che pedazo de hijo de pu, que estás más despierto que la ardillita de Vecinos Invasores)

Por lo general, este personaje es masculino. Dícese de aquellos hombres trabajadores, cansados de la rutina del día que sin darse cuenta empiezan a cabecear en el colectivo y ¡oh sorpresa! logran conciliar el sueño justo cuando se necesita que alguien done el asiento para una abuela o una embarazada. Tienen un instinto natural que les dice exactamente en que parte del viaje despertarse para poder bajarse, tienen el don de abrir los ojos y seguir durmiendo en cuestión de segundos, y sobre todo, tienen la capacidad de transformar su rostro en una mueca lastimera y de cansancio para que el resto no diga nada.



Personaje 3°: El comilón sin corazón
(Conocido como el gil que va comiendo justo al lado nuestro cuando nos estamos muriendo de hambre)

Ay, este siempre aparece en los horarios del almuerzo y la merienda, cuando aguardamos con ansias volver a casa para comer algo porque la panza no da más del hambre. Por lo general se sienta al lado nuestro, o se para cerca nuestro haciendo ruido con el papelito de las galletas o masticando tan fuerte que podemos sentir a sus dientes triturar la comida, la maldita comida que tanto deseamos. Este personaje no sólo lleva comida, sino que suele aparecer con una gaseosa o una botella de agua esos días de 40° de calor en que nosotros no nos avivamos de comprar algo fresco para tomar. Nos refriegan la botella fría de gaseosa frente a nuestras narices, y nosotros lo único que sentimos son esas gotitas de sudor cayendo por nuestra cara. Además, este personaje tiene un interminable arsenal dentro de su bolso/mochila: después del caramelito, vienen las galletas, después la gaseosa y al final termina sacando un pebete... mientras al resto del colectivo se nos cae la baba.

Personaje 4°: El pedicuro
(Es difícil de encontrar, pero créanme que me lo he cruzado más de una vez... es más conocido como: el idiota que se corta las uñas en el colectivo)

Suena asquerosamente horrible. Es una rareza, pero que existe, existe. Casi siempre es femenino, y además de llevar un alicate, siempre tiene un corta cutículas y pintura de uñas,  y lima, y quita esmalte, y todo el arsenal de pedicuría. Se ve que no tuvo tiempo de realizar esta tarea en su casa y por ello utiliza el colectivo. Gracias a Dios nunca se me sentó uno de estos personajes cerca, pero escuchar el clic clic de las uñas de un desconocido cortándose cerca mío es demasiado para un día de viaje.

Personaje 5°: La Banda de Cantaniño
(Personajes pesados si los hay)

Como lo dice su nombre, estos personajes son niños, criaturas pequeñas y amadas del Señor. Críos que no tienen nada más interesante que hacer durante el viaje que molestarte a vos y al resto. Se los puede encontrar cantando canciones de Barney, el Sapo Pepe, y de todos aquellos programas de Disney de moda. Poseen una voz chillona, aguda, capaz de hacerte saltar la térmica en tan solo cinco minutos de viaje. Y eso no es todo... por lo general, están acompañados de un adulto que los acompaña en sus monerías. Too much.

Personaje 6°: El negro sin auriculares
(Insultado de la siguiente manera: Por qué carajo tengo que ir escuchando lo que vos querés, negro hijo de pu!)

A este personaje lo podemos encontrar en cualquier momento del día en cualquier bondi de la ciudad, sin excepciones. El momento del día más molesto de encontrarlo es por la mañana, cuando vamos dormidos a la facu o el trabajo y encima tenemos que comernos el embole de ir escuchando música que no nos gusta. Este personaje es tan tan tan pero taaaaaaaan pobre que tiene un celular último modelo pero no tiene plata para comprarse unos auriculares, por lo que el resto del colectivo tenemos que escuchar lo que el señor o señorita quiere... los ejemplos más comunes: Wachiturros, La Mona Jiménez, La Barra, Damián Córdoba... y la lista sigue. Es probable que justo ese día en que nos encontremos con este personaje, nosotros nos hayamos olvidado nuestros auriculares y no podamos evitar escuchar la orquesta que tienen para nosotros.

Personaje 7°: La embarazada
(Justo justo sube cuando ya logramos relajarnos en nuestro asiento)

¡Un asiento, por favor! Grita el chofer y te saca del estado de relajación que habías logrado. Pero la puta madre, puteamos internamente al tiempo que nos levantamos porque a nadie se le ocurrió mover un pelo. La embarazada es casi tan molesta como La Señora, pero es más comprensible.

Personaje 8°: El chamuyero
(Existen en todos lados, arriba del bondi no podían faltar)

Este personaje, siempre masculino, suele acercarse a las chicas para preguntarles cosas como: "¿Tenés hora?", "¿No sabes si este colectivo para en tal lado?", "¿Me explicás como llegar a...?". Claro que después de la primer pregunta, vienen más... El objetivo de este personaje es engatusarte y atraparte en sus redes de la seducción. Algunos muy tontos no lo logran, otros muy astutos atrapan a las inocentes (o pelotudas) que encuentran en el camino. Eso sí, es muy incómodo viajar con tu vieja y tener al lado un tipo 15 años más grande intentando levantarte... patético.



Personaje 9°: El hombre orquesta
(El juglar de los bondis)

El hombre orquesta aparece sin previo aviso, por lo general, cuando el bondi está llenaso. Dícese de un sujeto que vende cd's de música variados, que van desde el cuarteto al folclore, de los románticos a los bolicheros... es un auténtico deejay. Posee entre sus armas un reproductor de música a todo volumen, un bolso cargado de cd's y una barriga prominente con la que te empuja mientras deambula por el pasillo. Suele poner temas deprimentes como los de Arjona, para enganchar a las señoras; temas moviditos de Daddy Yankee para atraer a la juventud; o temas del Sapo Pepe para que la mamá le compre al nene. 

Personaje 10°: Todo por dos pesos
(Inevitables e inaguantables en algunos casos)

Señores pasajeros, les robo un segundo de su amable atención para ofrecerles el nuevo resaltador de Bic con punta redonda. Ideal para los apuntes, duradero y práctico; pueden elegir colores entre verde, amarillo, naranja, fucsia, violeta o azul. Este artículo en las librerías se vende a $5 pero yo se los estoy ofreciendo a $3, $3 nada más, aproveche señora. Y no sólo es esto, sino que puede llevarse dos resaltadores a tan solo $5... Es su manera de ganarse la vida, pero hay algunos realmente muy inoportunos, como el que vende chocolate en pleno verano, o esos que venden cosas que no compra nadie, enchufes, por ejemplo... Este personaje siempre tiene una promoción para usté'.

Personaje 11°: El RRPP
(Vida social al máximo)

Dícese de aquella persona que gusta de hablar por teléfono en voz alta y contar sus peripecias no sólo a quien está del otro lado de la línea, sino a todo el bondi en cuestión. Puede ser una chica contándole a su amiga su triste vida amorosa y su foreveraloneidad, una señora conversando con otra más chusma que ella, un hombre cerrando negocios con otro hombre, la hija discutiendo con la madre, el hijo discutiendo con la madre, la abuela que no escucha un sorcho y tiene que andar gritando a otra abuela que tampoco escucha un carajo al otro lado de la línea... En fin, me he enterado de cada historia gracias a sus vozarrones... 

Algunas realidades argentinas del bondi...









martes, 23 de octubre de 2012

No las entiendo

No entiendo a la gente que ama, que está enamorada de alguien y se queda de brazos cruzados sin hacer nada. ¿Es qué acaso el que no arriesga, no gana? Siempre fue así, y siempre va a ser así. La verdad es que yo tenía mucho miedo de esto al principio. Tenía miedo de hablar, de demostrar mi amor... pero la vida me fue demostrando que el tiempo pasa rápido cuando no hacemos nada. El tiempo se escurre entre nuestros dedos, y cada segundo que uno pasa lejos de esa persona que ama, no lo recuperaremos jamás. ¿Por qué deberíamos tener miedo de hablar entonces? 

No entiendo a aquellas personas que dicen: siempre voy a estar tu lado, siempre voy a cuidarte, no voy a dejarte sola... y es lo primero que hacen, abandonarte. Esas personas que juraron una y otra vez estar en las buenas y en las malas... no las entiendo cuando se van. Y se van sin explicaciones, sin ni siquiera un adiós... sin palabras, sin acciones, sin corazón. ¿Qué entienden ellas del verbo "estar"? 

Y por último, no entiendo a las personas que aman obsesivamente. Tienen una venda en los ojos, no ven más allá de la frente... a lo mejor por estar detrás de alguien, no se dan cuenta que tienen a la persona correcta a su lado, que siempre estuvo ahí... Se pierden de momentos, de cosas... pierden tiempo. ¿Es qué acaso no hay veces en que deberíamos dejar de fingir?


Crisis

''No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo, la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche obscura.Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera así mismo sin quedar "superado". Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crísis de la incompetencia. El incomveniente de las personas y de los países es la pereza para encontrar las salidas y las soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crísis no hay meritos, Es en la crísis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crísis todo viento es caricia. hablar de crísis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. en vez de esto, trabajemos duro. acabemos de una vez con la única crísis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla. Imposible no es un hecho, es una opción.''

Albert Einstein.

lunes, 22 de octubre de 2012

Little by little

Little by little you have to live it all in all your life
And all the time I just ask myself why are you really here? 
True perfection has to be imperfect 
I know that that sounds foolish but it's true


Take me to the place where you go 
Where nobody knows 
If its night or day

domingo, 21 de octubre de 2012

Religión es para mi...

Religion is a really complicated and illogical way of saying "I'm scared of death".




Fly me to the moon

I always wonder why birds choose to stay in the same place when they can fly anywhere on the earth, then I ask myself the same question.

Harun Yahya


Fly me to the moon
Let me play among the stars
Let me see what spring is like
On a, Jupiter and Mars
In other words, hold my hand
In other words, baby, kiss me

Fill my heart with song
And let me sing for ever more
You are all I long for
All I worship and adore
In other words, please be true
In other words, I love you

Fill my heart with song
Let me sing for ever more
You are all I long for

- Frank Sinatra -


No quiero caer al suelo por eso quiero a alguien que me lleve a la luna y a las estrellas. Quiero volar...

Puntos

Dicen que el camino más corto entre dos puntos es la línea recta. 
Pero, ¿Qué pasa si el camino está bloqueado? 

Cuando los sedimentos obstruyen la corriente de un río, se desvía... zigzagueando en vez de seguir un curso recto. 
Lo que para la gente puede parecer serpenteante, es para el agua el camino más eficiente desde el nacimiento hasta la desembocadura. 
La naturaleza siempre encuentra un desvío. 

Cuando dos puntos estan destinados a tocarse, pero una conexión directa es imposible, el universo siempre encontrará otra manera.




viernes, 19 de octubre de 2012

¡Viva la teta!

Hoy 19 de octubre se conmemora El Día internacional contra el Cáncer de Mama. El lazo rosa, característico de la lucha contra el cáncer de mama, se convierte en el protagonista del día en todo el mundo. 

Esta iniciativa nace como parte de la lucha contra el cáncer de mama, misma que se enfoca en la detección temprana del cáncer de mama. El diagnóstico a tiempo es la mejor solución para las pacientes. 


jueves, 18 de octubre de 2012

Hay que asumir...

Al final hay que asumir que no todo sale como queremos que salga, que no te puedes quedar en el suelo después de caerte, que lo bueno dura poco, que la vida no es justa, que si te caes has de seguir, que siempre va a haber una razón por la que sonreír, por la que seguir adelante, que amigos hay pocos, conocidos muchos, que vivimos en un mundo en el que la gente se fija antes en una cara bonita que en que seas buena gente, que no se puede ser bueno, que la vida te da muchos palos, que hay que adaptarse a la vida y que no todo es de color de rosas.


martes, 16 de octubre de 2012

No mires atrás con ira

Slip inside the eye of your mind, don’t you know you might find a better place to playYou said that you’ve never been but all the things that you’ve seen they slowly fade away. So I’ll start a revolution from my bed because you said the brains I had went to my head... step outside, summertime’s in bloom, stand up beside the fireplace

Take that look from off your face you ain’t ever gonna burn my heart out.

DON'T LOOK BACK IN ANGER, I hear you say.


La vida sigue y sigue, y a su paso te va dando sorpresas... cuando menos no las esperamos. ¿Para qué ponernos mal por alguien a quien no le interesamos? ¿Por qué preocuparnos por alguien que no lo hace por nosotros? Basta, alejemos la energía negativa que nos envuelve y creemos  optimismo a nuestro alrededor, eso será lo que nos salve. Riamos más, abracemos más y hagamos felices a quienes si se lo merecen... además de nosotros, claro está. Con el paso del tiempo las personas se muestran tal cual son, con sus debilidades y sus defectos a flor de piel... sólo aquellas que han sido sinceras con nosotras son las que no nos defraudan, las que siempre están y van a estar. Hay veces que elegimos mal, que confiamos en quien no debemos, que queremos a quien no se lo merece... son errores de los que tenemos que aprender, que nos hacen fuerte, que nos hacen ver cuanto podemos aguantar. Y en esos errores uno se da cuenta cuantas manos están dispuestas a ayudarte... cuantas personas están dispuestas a perdonar, cuantas a entenderte, cuantas a permanecer a tu lado. Me cansé de la gente que no persigue sueños en la vida, que no sabe lo que perdió hasta mucho tiempo después... Ya no corro en socorro de nadie, a no ser que realmente valga la pena. Con el correr de los años pude darme cuenta que los verdaderos amigos se cuentan con los dedos de una sola mano... el resto, sólo son amigos, personas que llevan el título por decoración. Pero no miremos al pasado con rencor. Miremos con alegría al futuro. Un gran camino nos espera por delante... sé, que todo lo que viene, es mejor.

I'm free to be whatever I
Whatever I choose
And I'll sing the blues if I want

I'm free to say whatever I
Whatever I like
If it's wrong or right it's alright

domingo, 14 de octubre de 2012

Que digan lo que quieran

It's sad, so sad, it's a sad sad situation and its got more and more absurd. It's sad, so sad... Why cant we talk it over? Oh it seems to me, that sorry seems to be the hardest word.

El arte de perder no es difícil de aprender, tantas cosas parecen querer extraviarse que perderlas no acarrea ningún desastre.

La gente va y viene en esta vida, sólo se quedan a tu lado quienes verdaderamente importan... o mejor dicho, a quienes verdaderamente le importamos. Algunas veces queremos a quien no se lo merece... nos preocupamos, y nos importan personas que no darían ni la mitad por nosotros. Duele darse cuenta de estas cosas cuando ya es demasiado tarde, cuando ya dimos lo mejor y no obtuvimos nada a cambio. Y no es que busque recibir un beneficio, pero ¿recibir un golpe? ¿Sentirse usada? No está bueno. Hubiese dado todo lo que di y mucho más, si tan solo estas personas que me lastimaron hubieran sido lo suficientemente valientes para venir a pedirme perdón en la cara, si no se hubiesen escondido como cucarachas... hubiera hecho un borrón y cuenta nueva y olvidado todo. Pero no, no me pidieron perdón, ni siquiera me saludan... Perdón, parece ser la palabra más difícil. Y lo peor de todo es que ellos están bien. Y deben hablar tantas cosas de mí... ¡Qué importante que me siento! La gente habla y dice cosas sobre mi a mis espaldas (si, porque nadie es capaz de decirme las cosas de frente). Y yo le digo a toda esa gente: Digan lo que quieran, me rasbala todo lo que puedan decir de mí. Yo sé lo que soy como persona, sé lo que valgo, sé lo que hice, lo que no hice, lo que dije, lo que di... Así que digan lo que quieran, pierdan el tiempo hablando de cosas que no entienden, que no saben, que suponen, que creen. El que quiera saber la verdad que venga y me lo pregunte. La gente dice muchas idioteces y deja de lado las cosas importantes de la vida. Yo no quiero estar pendiente del "que dirán" de mi. ¡Que digan lo que quieran!


No soy mejor que vos y no seré perfecta, a medio camino por andar, cayendo y volviéndome a parar.  Aprendo del error y creo que el destino se escribe con gotas de sudor. No temo a la herida ni al dolor.

Y ahora sé muy bien a donde va la vida, y no hay mentira que me engañe y a nada vendo la razón. Que digan lo que quieran, que las palabras vienen y se van , y yo soy como soy en realidad, quiero vivir a mi manera. Que digan lo que quieran, yo tengo ya mi brújula interior,
me importa lo que dice el corazón. Y sé muy bien a donde voy. Que digan lo que quieran.

Me acostumbré a danzar al borde del abismo y allí la mentira y la verdad son parte del tiempo que se va. La vida es del color  del que yo quiera verla Por fuera es un juego de ilusión y nada es verdad si yo no estoy.

sábado, 13 de octubre de 2012

Dos polos opuestos

Si mis tristezas te causan alegrías 
es porque tus reglas son distintas a las mías.


Hay días que extraño al Agus. Otros días extraño a Pablo.
Ya no sé que siento por uno, ni que siento por el otro. En realidad si lo sé, pero no quiero asumirlo. No quiero necesitarlos porque no puedo tenerlos a mi lado, por ende no quiero extrañarlos. Pero los quiero, y ¿cómo se puede NO extrañar a alguien sabiendo eso? Son muy distintos uno de otro, no sólo físicamente, sino también en sus formas de ser.

El Agus es el amor de mi vida. Pase lo que pase, digan lo que digan, él es el único al que amo y al único al que siempre voy a amar. Y voy a estar a su lado toda la vida. Por más que pase el tiempo, jamás dejo de amarlo. Pienso en él todos los días de mi vida, soñando en que vuelva a mi lado en algún momento... esperando por algún milagro, esperando que algo se encienda en su corazón y lo haga volver. Pero no va a pasar, así que siempre será mi amor improbable... ahí, cerca, pero lejos.
A Pablo lo veo todos los días en la facu. Al principio ni lo registraba, no tenía idea quién era, si me lo cruzaba en la calle no lo reconocía... no sabía que existía. Según él, yo era "su amor imposible". Já, que chistoso, no soy tan idiota como para tragarme eso. La cosa es que cuando estaba mal por el Agus, él fue quien me sacó de la depresión y se convirtió en una persona muy especial para mí... no puedo no quererlo por más que me haya hecho lo que me hizo. No puedo no extrañarlo, necesitarlo a mi lado.

Quisiera estar bien con los dos, quisiera poder hablarles como antes, abrazarlos... pero no tengo a ninguno. Los quiero de diferentes maneras. 
A uno lo amo con todo mi corazón y mi alma, y sería capaz de dar mi vida por él. Al otro, lo quiero como nunca llegué a querer a otro amigo. 
Al primero quiero amarlo, para toda la vida. Al segundo quiero protegerlo, siento que necesita a alguien que lo ayude, que lo incentive, que le ponga los pies sobre la tierra y lo guíe. 
Al primero lo conozco como a la palma de mi mano, no le hacen falta palabras para que lo entienda. Al segundo lo conocí de una manera, y ahora es otra persona completamente distinta... ¿Pablo, quién sos en realidad?
A uno lo seguiría hasta al fin del mundo, sin importarme nada ni nadie. Al otro lo acompañaría hasta el final de la meta, sólo para verlo feliz. 
Al primero le hace falta tranquilidad, sosiego. Al segundo le hace falta despreocuparse por las cosas, enojarse menos y sonreír más.

Fueron dos personas que marcaron mi vida, hayan querido o no. ¿Cómo puedo NO extrañarlos? Así sea que no se acuerden de mí jamás. Yo los tengo presente siempre. Es que no puedo sacarlos de mi corazón, ¿cómo voy a sacarlos de mi cabeza? 
Son dos polos opuestos, opuestos entre sí, opuestos a mí también. Cada uno necesita cosas diferentes, buscan cosas diferentes... ¿y yo? ¿Qué necesito, qué busco? Yo necesito a alguien a mi lado que más allá de que me ame, me extrañe! Así como yo extraño, necesito saber que hay alguien en otra parte de este mundo que piensa en mí y me extraña. No busco nada en especial, sólo busco a alguien que me acepte y me quiera como soy, con mis defectos y mis virtudes, pero sobre todo por mis defectos.  

Las cosas no funcionaron con el Agus por algo... a lo mejor no era el momento para estar con él. Viendo mi relación con él en retrospectiva, realmente yo era la cosa más inmadura del mundo. Pienso en un montón de cosas que podría haber hecho distintas, y sin embargo... me porté como una nena. Me doy cuenta que crecí muchísimo todo este tiempo sin él. ¿Habría pasado lo mismo estando a su lado? No lo sé, siempre tendré la duda.
Las cosas con Pablo no funcionaron porque él no supo ver quién era yo, quién tenía al frente... me cambió por otra, en mis narices. Eso es de cobardes. Y lo que hace ahora, más todavía... no me habla, no me mira, ni me saluda. Como siempre digo, enojarse es lo más fácil del mundo cuando no se quiere enfrentar un problema. Igual, por mi parte, ya pasó, otro tema, punto y aparte. Lo que me duele de todo esto es haber estado tan presente para él, que me haya importado tanto, que haya sido tan especial en mi vida, y que me haya preocupado en todos los sentidos por él, y que ahora me devuelva todo de esta manera... 

La vida te da sorpresas, y te golpea por donde menos te lo esperas. Lo positivo que puedo sacar de todo esto, es que no tengo miedo de amar. No tengo miedo de enamorarme. Soy capaz de poner todas las fichas de nuevo aunque vuelva a perder. No tengo miedo. Es más, quiero enamorarme. Quiero amar y ser amada, y dejar de volar un poco... quiero aterrizar, dejar de caer del cielo de una vez por todas....

viernes, 12 de octubre de 2012

La tormenta del desierto

Mi culpabilidad es como una pecera vacía, como juzgar al sol por salir de día. Yo soy libre porque desde aquí yo vuelo, solo toca despegarse del suelo.


¿Cómo saber si estamos actuando bien? ¿Cómo saber si lo que hacemos/decimos no lastima al otro? ¿Por qué el resto no piensa en lo mismo antes de decir/hacer algo? Esta semana que pasó fue intensa. Pensé que después de tanta tormenta me tocaría un poco de calma... pero, vamos, seamos sinceros, soy yo, mi vida no es tranquila, yo misma soy un caos, ¿cómo pretendo tener paz a mi alrededor?  Esa tormenta, un remolino en medio del desierto, que se acercaba a lo lejos, esa tormenta que me pronosticó mi amiga Juli para primavera, llegó esta semana. Fue la gota que rebalsó el vaso. 
Si hay algo en esta vida que me hace sentir bien, es lo que hago, diseñar. Después de perder amigos, de perder al Agus el amor de mi vida, de perder seres queridos para siempre, de haber tenido que despedirme de la Liza (mi perra), de haber pasado por crisis emocionales... el diseño fue y es lo único que me mantiene a flote. Es mi incentivo para seguir adelante, porque es de lo que voy a vivir el día de mañana y lo que voy a hacer hasta que me muera porque es lo que me gusta y lo que mejor me sale hacer, porque me apasiona. Entonces, que venga una persona y me diga de un trabajo de la facu: "esto es una pelotudez", después de haber hecho muy pocas cosas en ese trabajo, de no haber tenido idea de nada... me duele. No solo me duele lo que dijo, sino que me duele sabiendo quién lo dijo.

La mitad de las personas que conocemos van a desilusionarnos en algún momento de nuestra vida, y no vamos a poder evitarlo, son cosas que pasan. Cuando estas cosas pasan, tenemos dos opciones: dejar marchar a esta persona para que más adelante tome conciencia de lo que hizo, o hablarle y dejar las cosas en claro de por qué nos sentimos desilusionados. Yo hice lo segundo, muy inocentemente, como siempre, porque todo me sale de loca, inocente e impulsiva que soy. Le dije a esta persona que más allá de lo que había pasado, no quería perderla porque en los momentos en que estuve mal, él era un motivo para no sentirme triste, y a eso lo valoré muchísimo. No recibí respuesta alguna. Claro, cuando uno se ofende con la verdad, lo mejor y más fácil es hacerse el enojado. Así que pasé a la primera opción, esperando que el tiempo cure heridas. 

Borromini y Bernini






El único inconveniente de aquel excéntrico Borromini era que muchas veces tenías que ver también a Bernini, su cruel rival en el mundo de entonces, a su lado, combinado con él u observándolo con desdén, como en la fuente de la Piazza Navona, donde se dice que el Nilo se cubre la cara para no tener que mirar la “inestable” fachada de Sant´Agnese, y el Plata levanta la mano tembloroso para impedir que se caiga, como esas fotos que se hacen los turistas agarrando la torre de Pisa. Peter detestaba a Bernini y le hacía la higa cuando no lo veían. Personalmente no encontraba nada que objetar en las proporciones de Sant´Agnese, salvo que la estatua de la santa señalándose el pecho con el dedo estaba colgada en un extremo de la balaustrada en lugar de en el centro: ¿Dónde estaban los otros “errores” que a Bernini le parecían tan ridículos? Compró una de esas postales de tamaño gigante y se la envió a Bob, con una flecha que señalaba la iglesia y el mensaje: “¿Qué tiene de malo esta fachada? Por favor, infórmame. Peter”.
Había empezado a comprar catálogos, postales, grandes reproducciones en papel cuché; invirtió en una historia de la arquitectura de bolsillo, en un espejito para ver los frescos de la Capilla Sixtina, en una agenda y en un diario en el que anotaba sus reflexiones. Incluso deseó tener una cámara fotográfica. O saber dibujar. Aunque antes solía censurarle a su madre que se gastara el dinero en postales y le decía que debía confiar en su memoria, se quedó muy compungido al ver que en Anderson´s sólo tenían una mísera reproducción de los maravillosos ángeles que parecen anidar en las bóvedas de San Giovanni in Laterano. Esperaba encontrar un montón de particolari donde escoger, que le recordaran, de vuelta en París, la mañana que descubrió aquel fantástico aviario de querubines y poco le faltó para desmayarse de gusto.
De no ser por Borromini, Peter no estaba seguro de que le gustara el barroco y se preguntaba si las razones por las que le gustaba no serían, para alguien como Bob, espurias: las sedosas criaturas simétricas que ponía por todos lados, de pie en los campanarios, anidadas en los techos abovedados, ocultas en los gallones, disimuladas en las columnas u observando desde los frontones. A Borromini debían de gustarle las alas, pues por lo general les ponía dos pares a sus ángeles, como pequeñas piezas de ropa, uno abierto y el otro cerrado. Y también debían de gustarle las estrellas, las plantas, las hojas, las flores, las bellotas. Peter había llegado a apreciar profundamente esa delicada manera de rimar lo cóncavo y lo convexo, que parecía ser el “lenguaje” del maestro, y el movimiento de la escayola, como si fuera una cinta, alrededor de las ventanas, que le recordaba a cuando su madre glaseaba los pasteles, el azúcar formando volutas en el cuchillo antes de ser extendida. Le parecía leer mensajes codificados de la Madre Naturaleza en las cabezas gigantes de los halcones de ojos adustos (con pechos de mujer) que coronaban los pilares del Palazzo Falconieri y en las bellotas que colgaban como pendientes en la Sapienza y en el Colegio de Propaganda Fide, perforando pequeños agujeros en la carne de piedra. El tipo debía tener un extraño sentido del humor. Sin embargo, Bob le había contado que se había suicidado.

Pájaros de América, Mary McCarthy

Mary McCarthy además de haber escrito dos libros sobre ciudades italianas, “Piedras de Florencia” y “Venecia observada” escribe prolijamente sobre Roma en “Pájaros de América”. Su protagonista Peter Levi tiene igual que yo preferencia por el gótico y obsesión por la ética (en su caso Kantiana). Cuando leí la novela me empecé por tanto a interesar por el arquitecto barroco Borromini (sin tanta pasión como Peter y sin despreciar a Bernini). Me dirigí a la biblioteca para buscar algún libro sobre él y encontré que el libro que tenían lo había escrito nada menos que Anthony Blunt. De Blunt he leído incluso la biografía porque otro de los temas en los que me ha gustado indagar desde hace muchos años son los cinco espías de Cambridge:. Más sobre ellos aquí:


Al final todos los caminos conducen a Roma.